Alienigenas & Angeles Caidos - La Corrupcion Sexual De La Raz

Journey through new worlds of ideas and discovery with Steve Quayle.
To ORDER this book please call: (406) 586 - 4842

Prólogo por el Dr. Armando Alducin No cabe duda que mientras más cerca estemos de la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo, más iluminación tendremos del Espíritu de Dios acerca de la revelación bíblica para los últimos tiempos, pues el libro de Daniel dice que "los entendidos comprenderán," refiriéndose al plan final de Dios para la humanidad (Daniel 12:10).

En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo escribió que Satanás puede ganar ventaja sobre nosotros si "ignoramos sus maquinaciones", en otras palabras, sus métodos y estrategias que él usa para engañar al mundo entero. Gracias a Dios por el surgimiento de hombres que han sido fieles y sensibles a la iluminación del Espíritu Santo para poder, de esta manera, ayudar a guiar, orientar y fortalecer al pueblo de Dios acerca de las estrategias del maligno para los tiempos tan difíciles en que vivimos actualmente.

Uno de estos hombres es Stephen Quayle, quien a través de sus increíbles investigaciones bíblicas combinadas con la Antropología, Arqueología y Genética ha podido desenmascarar uno de los planes más ingeniosos y astutos del enemigo de nuestras almas.

¿Cuál es este plan maligno? Tratar de volver a corromper la genética humana para degradarnos al plano de los animales y engañarnos mediante una supuesta invasión extraterrestre. Este plan satánico se manifestó antes del diluvio universal cuando sus ángeles caídos se mezclaron con mujeres humanas para producir a los ̈Nephilim ̈, o a los gigantes de la antigüedad, para corromper la genética humana e impedir el nacimiento del Mesías-Salvador.

Es increíble que lo que la ciencia comenzó a descubrir hasta 1860, cuando Gregorio Mendel hizo los primeros descubrimientos de las leyes de la herencia y hasta 1954 cuando el Dr. Crick comenzó a tratar de descifrar el "código genético hereditario" (ADN), que toda esta información ¡ya estaba en el conocimiento de Satanás! La Biblia nos revela que las huestes angelicales de maldad poseen un conocimiento acerca de la composición genética del ser humano que hasta el siglo XXI estamos comenzando a descifrar.

Este libro maravilloso será un instrumento poderoso que el Espíritu de Dios usará para abrirte los ojos del entendimiento espiritual para que comprendas lo que sobrevendrá en los próximos meses o años sobre el mundo entero, cosas que la mayoría de los cristianos, desgraciadamente, continúan ignorando.

Este libro te maravillará, pues habrá partes que te parecerán que fueron sacadas de la ciencia ficción, sin embargo, es una información sacada de las mismas páginas del libro incomparable de Dios: las Sagradas Escrituras. Nuestra oración es que seas capaz de comprender con todos los santos cuál es la anchura, la longitud, la profundidad y la altura y de conocer el amor de Cristo que excede a todo conocimiento.

Alienigenas & Angeles Caidos - La Corrupcion Sexual De La Raz Humana

Contenido

Prólogo
Introducción

Capítulo 1: El Asalto Sexual

Capítulo 2: Gigantes Transitaron por la Tierra

Capítulo 3: Otros Indicios Hebreos

Capítulo 4: Los Indicios en Mitos

Capítulo 5: ¿Cuáles Ángeles Cayeron?

Capítulo 6: Antes del Comienzo

Capítulo 7: La Caída de Satanás/Contienda Cósmica

Capítulo 8: Preparativos para la Invasión

Capítulo 9: Haciendo Pasar lo Viejo por Nuevo

Capítulo 10: La Sexta Columna de Satanás

Capítulo 11: Venimos en Paz

Capítulo 12: El Apocalipsis

Epílogo: El Regreso

 

Prólogo por el Dr. Armando Alducin

            No cabe duda que mientras más cerca estemos de la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo, más iluminación tendremos del Espíritu de Dios acerca de la revelación bíblica para los últimos tiempos, pues el libro de Daniel dice que "los entendidos comprenderán," refiriéndose al plan final de Dios para la humanidad (Daniel 12:10).

            En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo escribió que Satanás puede ganar ventaja sobre nosotros si "ignoramos sus maquinaciones", en otras palabras, sus métodos y estrategias que él usa para engañar al mundo entero. Gracias a Dios por el surgimiento de hombres que han sido fieles y sensibles a la iluminación del Espíritu Santo para poder, de esta manera, ayudar a guiar, orientar y fortalecer al pueblo de Dios acerca de las estrategias del maligno para los tiempos tan difíciles en que vivimos actualmente.

             Uno de estos hombres es Stephen Quayle, quien a través de sus increíbles investigaciones bíblicas combinadas con la Antropología, Arqueología y Genética ha podido desenmascarar uno de los planes más ingeniosos y astutos del enemigo de nuestras almas.

            ¿Cuál es este plan maligno? Tratar de volver a corromper la genética humana para degradarnos al plano de los animales y engañarnos mediante una supuesta invasión extraterrestre. Este plan satánico se manifestó antes del diluvio universal cuando sus ángeles caídos se mezclaron con mujeres humanas para producir a los ¨Nephilim¨, o a los gigantes de la antigüedad, para corromper la genética humana e impedir el nacimiento del Mesías-Salvador.

            Es increíble que lo que la ciencia comenzó a descubrir hasta 1860, cuando Gregorio Mendel hizo los primeros descubrimientos de las leyes de la herencia y hasta 1954 cuando  el Dr. Crick comenzó a tratar de descifrar el "código genético hereditario"  (ADN), que toda esta información ¡ya estaba en el conocimiento de Satanás! La Biblia nos revela que las huestes angelicales de maldad poseen un conocimiento acerca de la composición genética del ser humano que hasta el siglo XXI estamos comenzando a descifrar.

             Este libro maravilloso será un instrumento poderoso que el Espíritu de Dios usará para abrirte los ojos del entendimiento espiritual para que comprendas lo que sobrevendrá en los próximos meses o años sobre el mundo entero, cosas que la mayoría de los cristianos, desgraciadamente, continúan ignorando.

            Este libro te maravillará, pues habrá partes que te parecerán que fueron sacadas de la ciencia ficción, sin embargo, es una información sacada de las mismas páginas del libro incomparable de Dios: las Sagradas Escrituras.  Nuestra oración es que seas capaz de comprender con todos los santos cuál es la anchura, la longitud, la profundidad y la altura y de conocer el amor de Cristo que excede a todo conocimiento.

                                                                                         

Introducción

 

          Las pezuñas hendidas de Satanás resonaron al cruzar el suelo de oro cristalino que reflejaba el resplandor penetrante emanando del trono de Dios. Si bien el Diablo habitualmente encubría su identidad, supo que hoy era mejor no hacerlo; siguió avanzando hacia las criaturas que bloqueaban su camino y entonces hizo una pausa, con el ceño fruncido cruzándole su rostro oscuro, lleno de ira y  prácticamente escondido bajo la capucha que ocultaba sus otras tres caras. Él dio una mirada fulminante a los ángeles que obstruían su paso.

            “Déjenlo entrar”, una voz como de trueno ordenó.

            El arcángel delante de él se hizo a un lado y los ángeles que estaban detrás de la poderosa criatura partieron, permitiéndole al Diablo que continuara acercándose hacia el trono del Más Santo.

            Él se detuvo tan cerca cuanto se atrevió a llegar hacia la luz cegadora, apartando sus ojos del poder más allá. Aunque le fastidió hacerlo, Satanás dio una reverencia al  Santísimo y esperó a ser recibido.

            La voz como de trueno finalmente rompió el silencio una vez más. “¿Por qué estás aquí entre los Hijos de Dios?”

            “Vengo de andar de un lado a otro por la Tierra, y de caminar de arriba a abajo en ella. Yo tengo­ –”

            El Señor interrumpió, “¿Haz considerado a mi gente?”

            Satanás contuvo una mueca. Por supuesto, los había considerado. Pero no se atrevió a decir nada que levantara la ira de Dios. Él recordó a sus hermanos encadenados en oscuridad eterna y se estremeció. 

            “¿Entonces?” la voz exigió, haciendo eco a través de la cámara inmensa.

            Rápidamente recuperando su compostura, Satanás inicio su  respuesta cuidadosamente calculada, “¿Acaso los redimidos le temen a Dios inútilmente? Tú has bloqueado mis esfuerzos contra ellos. Tú los has cubierto, protegiéndolos de mis demonios. Pero si Tú levantaras tu protección, ellos abandonarían su fe.” 

            La cámara se llenó de silencio. Ni siquiera el débil zumbido, normalmente presente, de las alas de Serafín se podía escuchar. 

            Finalmente el Señor habló, “Todo lo que ellos tienen está en tu poder por un tiempo; pero sus almas no las tocarás.”

            El Diablo hizo una reverencia, apenas conteniendo la sonrisa que casi se extendía en su rostro arrugado. Resultó todo esto mejor de lo que él esperaba. Pronto iniciaría su próximo intento para corromper aún más de la humanidad. Si bien él ya sabía de antemano que estaba condenado a ser castigado, tendría por lo menos la satisfacción de arrastrar tantas almas como pudiera a ser destruidas junto a él. Gobernar por encima de Dios no le será posible, como intentó hacerlo una vez. Pero él tendrá la satisfacción de destruir la mayor parte de la creación  que le sea posible.

            Una vez por poco tuvo éxito en conseguirlo.

            Quizás lo logre esta vez.

            Él se dio media vuelta y partió de la radiante presencia del Señor. Arrojando hacia atrás la capucha sobre su cabeza, exponiendo sus múltiples rostros para una vez más lograr ver en toda dirección y mientras pasaba pegó un vistazo a las caras de aquellos que al verlo apartaron sus miradas.

            Pronto él había alcanzado las afueras del cielo y una vez más le fue posible volar. Elevándose en sus cuatro alas de cuero, descendió hacia la Tierra, su sombra oscura se desvaneció en la noche mientras transformaba su apariencia de la criatura asustada que él era a un hermoso ángel de luz.

 

*****

 

            La escena anterior es ficticia. Pero sabemos que algo muy similar a esta escena ocurrirá en un futuro próximo – o tal vez ya ha tomado lugar.  Además,  es posible probar que Satanás ya ha iniciado grandes ataques contra la humanidad. Uno de estos ataques por poco logra el éxito y casi corrompe la Tierra con los engendros de la unión de ángeles caídos y seres humanos, donde sólo una familia sobrevivió para repoblar el planeta después de que Dios eliminara a estos monstruos.

            Mucha de la información acerca de estas batallas para gobernar o destruir el universo se encuentra relatada en la Biblia. Como podremos ver, las mismas pueden ser cuidadosamente empalmadas para apoderarse de las verdades básicas y de ahí expandir a través del uso cuidadoso de otros documentos históricos y de creencias, los cuales pueden ser directamente conectados a estos relatos bíblicos para revelar hechos que han permanecido hasta el presente ocultos ( por ejemplo, el origen de las guerras cósmicas, la creación del hombre, el fracaso del hombre y lo sobrenatural, la planeada destrucción genética de los descendientes de Adán y Eva).

            El origen del bien y del mal y su presencia totalmente penetrante en la historia del mundo se halla tanto detallada como revelada en una perspectiva histórica y bíblica  magníficamente ilustrada. Es una cosa el haber probado los frutos del bien y del mal y otra cosa muy diferente el comprender sus raíces. Todos los mitos y  creencias religiosas del mundo tratan con los Hijos de Dios (ángeles) retirándose de su lugar celestial y llegando a habitar en la Tierra para consumar relaciones sexuales con las hijas del hombre. 

            Como resultado de estas uniones de mundos diferentes surgen los héroes y mitos grandiosos, historias y tradiciones antiguas. Solamente la Biblia revela el origen real y el fundamento exacto de los conflictos entre los seres supernaturales y las Hijas del Edén. Incluso los historiadores antiguos han escrito extensamente acerca de los “dioses” apareciendo en la Tierra para unirse con las hermosas hijas del hombre.

            Al examinar la historia de las religiones más grandes del mundo y los sistemas de creencias de los mayores imperios del mundo desde los babilonios a los persas, griegos, romanos, hindúes, budistas, chinos, etc., se hace notorio que en todos ellos corre un elemento oscuro de perversión. Desde el panteón de dioses griegos hasta las creencias romanas el tema se repite: Todos los héroes grandiosos son el producto de la unión sexual de los dioses con mujeres terrestres.

            Sólo la Biblia detalla en una verdad hermosa la auténtica naturaleza de este conflicto espiritual. El Dios del Reino Celestial contra el ángel Satanás. Como el Autor y Consumador de Vida, sólo el Dios Viviente puede declarar el comienzo del final. El conflicto, los participantes y el resultado final han sido bellamente coreografiados en gran detalle en  Alienígenas y Ángeles Caídos.

            Es dentro de esta época y el tiempo anterior a la misma que ustedes, los lectores, serán ahora introducidos.

Copyright © 2017 SteveQuayle.com

Designed by Cymax Media | A Denver Web Design Company

site index